martes, 1 de enero de 2008

El año de la rata de tierra? No. El año del Pajaro!

Para empezar este nuevo año, que mejor que una entrada "orientalista", y se pone serio.El Pajaro es medio I-Ching. Lo del quimono no es gratuito. Aqui lo vemos meditando en el "jardin de los senderos que se bifurcan". Hace algun tiempo que practica el arte de los jardines de arena japoneses, y le gusta mucho. Varia los diseños periodicamente, y mientras piensa, se deja conducir lentamente a un estado mental superior.
Se viste acorde a la situacion y nos deja una serie de reflexiones: "Entrar en un Kare-sansui o Jardin Zen no significa entrar en el sentido usual del termino, sino desde lo mas profundo del ser. Los jardines Zen representan la armonia o disarmonia y hacen eco de un estado espiritual especial. Un Jardin Zen es como nuestras vidas, creemos diseñarlos segun nuestro capricho, pero representan nuestro ser interior."
Ademas de los Jardines de piedra, tambien lleva a cabo la ceremonia del te, como un Pajaro que se precie de tal.

El Pajaro les deja un Tanka para seguir reflexionando:
Alto en la cumbre
Todo un jardin es luna,
Luna de oro.
Mas precioso es el roce
De tu boca en la sombra
(JLB)




1 comentario:

Una tal Williams dijo...

La verdad que este pajaro,no deja de asombrarme yo lo hacia muy culto pero esto ya supera lo impredecible.Tiene mucho vuelo interior.