domingo, 27 de enero de 2008

"Todos los dias es dia de muertos"

Como todos los sabados, el Pajaro se tomo el dia libre y fue a almorzar. Esta vez volvio a su viejo amor por la comida latinoamericana y almorzo en el "Mole Mole", un boliche mexicano -mas precisamente de Oaxaca- que frecuenta bastante.

Aqui lo vemos posando con el muerto ad hoc, siempre presente en las cantinas mexicanas, y la usual calavera que oficia de caramelera y contiene caramelos de chile, super-picantes.
Siguiendo con la tematica alcoholica, encontro una botella de Jose Cuervo bien mexicana. Pero no tomo alcohol, de hecho, siempre almuerza con jugos o gaseosas, esta vez no iba a ser la excepcion, asi que se pidio un "Jarrito" de limon, hecho en mexico. Ademas, este boliche no tiene el permiso necesario para vender bebidas alcoholicas.
De entrada pidio un tamal de queso que estaba muy rico, aunque un poquito picante, lo que resulto en tomar casi media botella del Jarrito (dato significativo, los boliches mexicanos nunca tienen gaseosa en lata, sino en botella de medio litro. Las latas nunca alcanzan para la comida entera!) En esta primera foto vemos al tamal envuelto en su respectiva chala, hoja de maiz.
Los tamales estan generalmente hechos de pure de papas, con algun relleno que puede ser salsa mole, pollo con salsa verde, o queso con tomatillos verdes. El Pajaro comio este ultimo, aunque ya ha tenido oportunidad de probar el resto. Se cocinan dentro de las hojas de maiz, y se comen calientes.
Como plato principal pidio Flautas de Tinga, rellenas de pollo y queso, con arroz mexicano y lechuga aderezada con crema agria y salsa de guacamoles (es de color verde). La funcion de la crema agria es refrescar un poco el plato, y corta lo picante, pero en este caso, el plato no era demasiado picante, asi que disfruto de su almuerzo. No pidio postre porque no habia flan. Al Pajaro le gustan mucho los flanes, y ya probo diferentes variedades latinoamericanas, como el de Puerto Rico, pesadisimo con leche condensada y queso, y el mexicano, mas parecido al argentino, pero con un toque de canela en rama.
No quiso perder la oportunidad de fotografiarse con el gallo de oro. Despues de almorzar tan abundantemente, se fue al cine.

1 comentario:

Marcial. dijo...

Sigo sosteniendo lo dicho en anterior comentario, sobre el estomago y paladar del Pajaro y agrego , es universal y antologico.